Entrevista a Alfonso Llopart: “Si tú eres gay y viajas estás haciendo turismo gay te guste o no te guste”

7

Entrevistamos a Alfonso Llopart, director de la revista cultural y de moda Shangay, que nos cuenta su opinión aprovechando la estancia por Fitur. Emprendedor y con ganas de innovar, es uno de los primeros en crear una revista de difusión gratuita y a la vez algo que no todo el mundo puede conseguir que es el éxito.

P. En primer lugar, nos gustaría que nos contases acerca de tus proyectos, y como estamos en FITUR, en especial sobre tus nuevas revistas adaptadas a viajes con un público homosexual.

A.Llopart: Shangay lleva 20 años en el mercado como revista líder LGBT. Desde hace cinco años empezamos a diversificar las cabeceras. Antes hacíamos Shangay Express y la guía pequeña de Shangay, ambas cada 15 días. Después comenzamos  a hacer revistas más específicas como Shangay Style, que es más de moda, estilos de vida y tendencias y Shangay Beauty, que es de temas de belleza y salud. Hace un año, lanzamos Shangay Voyager, que es la revista de turismo LGBT, viajes encaminados para gays y lesbianas, fundamentalmente, porque es un sector que mueve mucha gente y  mucho dinero y lo que se necesita es captar clientes que se publiciten. La revista es gratuita y por lo tanto, nos financiamos solo y exclusivamente con publicidad.

P. ¿La revista Shangay, no requiere de otros métodos de financiación más que de la publicidad?

A.Llopart: Como la revista es gratuita no tenemos otra manera de ingresar dinero a excepción de la publicidad. Aunque no somos la única revista gratuita, somos de las primeras que hubo hace 20 años. Se pueden hacer cosas de calidad en el mercado y que sean gratuitas en el segmento LGBT. Yo creo que Shangay es un buen ejemplo de ello.

P. ¿Se ha notado el descenso de la publicidad con la crisis?

A. Llopart: Muchísimo, la verdad es que muchísimo, sobre todo en el Offline , todo lo que son revistas impresas. La  publicidad exterior es el segmento que más está bajando en cuanto a inversión publicitaria. Sube Internet, sube la televisión, pero desciende el medio impreso, el escrito. Hay gente que dice, y con razón, que la prensa escrita tiene los días contados y opinan que en diez años ya no va a haber revistas,  y que estas van a ser revistas muy especializadas. Hay otros como yo, que pensamos que vamos a aguantar un poco más. La nuevas generaciones están perdiendo el placer de tener una revista en la mano. Lo único que desean tener el contenido en un Ipad,  en un teléfono móvil o  en una pantalla de ordenador.

“Yo he vivido momentos en los que no me han querido dar una habitación con cama de matrimonio porque iba con un chico a mi lado.”

P. Ya que estamos en FITUR, ¿Qué opinas de que esté esta sección aquí? ¿Crees que lo enfocan principalmente por ser un público que consume más en cuanto a viajes que otro segmento?

A. Llopart: Si tú eres gay y viajas estás haciendo turismo gay te guste o no te guste, lo que pasa es que hay mucha variedad, hay gays que les gusta viajar como gays y hay gays que no les gusta viajar como gays y que se identifican con un turista general. Esta sección está dedicada para el gay que le gusta viajar como gay y que busca sentirse identificado, apreciado, que no le miren raro si en un hotel  va con un hombre y piden una habitación con cama de matrimonio. Son cosas que a lo mejor una persona joven lo da por hecho, pero sin embargo yo he vivido momentos en los que no me han querido dar una habitación con cama de matrimonio porque iba con un chico a mi lado. El turismo gay existe y como sector aquí en FITUR tiene que tener su lugar. Este es el cuarto año que hacen esta sección de FITUR GAY LGTB y no es que estén rogando la forma, cada año van poquito a poquito creciendo más, aquí las cosas van muy lento pero poco a poco se conseguirán.

P. Sabiendo que tiene hueco en este segmento cualquier país, ¿Qué opinas de que países como Arabia Saudí o Sudán que todavía no llegan a enfocar el turismo a un público gay? Y es que hace meses se llegó a escuchar en la radio que se pretendían instalar controles en los aeropuertos de los países del Golfo Pérsico para evitar la entrada de homosexuales en las fronteras.

A. Llopart: A mí me produce risa por una parte y por otra pena.  Nosotros que vivimos en un país en el que desde hace diez años tenemos los derechos reconocidos, podemos casarnos, te cuesta pensar volver a un sitio en el que no te puedas comportar libremente como eres. Entonces, es muy triste, en países donde todavía hay una represión brutal hacia la mujer, donde el machismo está a sus anchas, es muy normal que el colectivo homosexual esté reprimido. Lo ideal y lo que deseamos todos es que eso se acabe, tanto la represión hacia la mujer como hacia gays, lesbianas y todo lo que son minorías, pero bueno poco  a poco. El hecho de que aquí esté FITUR  LGBT y que al lado haya un stand de un país que pueda ser homófobo,le  hace ver que aquí los gays nos comportamos libremente y que somos gente totalmente normal. Quizá eso les ayude a que cuando vuelvan a su país vean a los gays con otros ojos.

“¡Qué pasa con China! No queremos sacar a relucir información acerca de China porque vienen a gastar su dinero.”

P. Igualmente, no es de extrañar, que aunque países como Sudán o Arabia Saudí como habíamos dicho sean homófobos, también la homofobia está creciendo en Europa, teniendo como ejemplo el ascenso de partidos ultraderechistas que enmascaran sus discursos, ¿Ves un futuro negativo para el colectivo homosexual de cara a las elecciones europeas?

A. Llopart: Yo creo que todo es una palabra: crisis, y es que en tiempos de crisis, cualquier excusa es buena para alejar a la opinión pública de lo que es realmente importante. Lo  que se considera importante es la economía y lo que nos están robando y desgraciadamente no lo es la homofobia o la transfobia. A lo mejor esto escandaliza, pero estoy en contra de la campaña que se está haciendo en contra de Rusia en cuanto a la campaña que se está haciendo contra el colectivo gay.

¿Por qué Rusia y por qué no Arabia Saudí o China? ¡Qué pasa con China! No queremos sacar a relucir información acerca de China porque vienen a gastar su dinero, cuando la represión homosexual en China es peor que la de Rusia. Hay mucho cinismo. Ahora Rusia interesa porque  Obama no mantiene la misma postura con Putin y ahora hay que distorsionar a Rusia. Es cierto, que a mí me gustaría que en Rusia fueran las cosas diferentes y no que estén por la labor de hacer las cosas que está haciendo, pero eso no hace que estén peor que en China o en Arabia Saudí, y sin embargo de estos países no oirás todos los días que se estén publicando noticias respecto de los comportamientos homófobos hacia los gays. Sin embargo de Rusia siempre parece que son los únicos homófobos del planeta.


P. Puede ser porque siempre se ha considerado un Imperio, además de que la información que circula a fin de cuentas en China y en Arabia Saudí, por ser países totalitarios, está restringida. Pero bueno, en el caso de Rusia, Putin siempre afirma que es respecto de la propaganda homosexual. Pero con los juegos de Sochi a la vista, el 7 de febrero, que dos turistas que quieran ir de la mano no puedan ir de la mano por la calle porque puedan ser multados…“Cuando decimos que somos gays, nos ven como seres inferiores, como ‘pobrecitos’, mientras que en Rusia no me ha sucedido que me vean de esa manera”

A. Llopart: No es cierto, yo he estado de la mano con mi novio en Moscú y no me ha pasado nada. He estado en Estambul, que es una ciudad musulmana y cuando iba con mi novio de la mano por la calle un turco me tocó, se dio cuenta de que no éramos turcos y me dijo ¿Sois españoles no? ¿Estáis casados? No, no lo estamos, contesté y en fin no pasó nada. Y es que nos creemos la propaganda que nos intentan colar. Hay que interpretar todo con pies de plomo y también cuando alguien te dice hay mucha homofobia en Rusia. ¿Por qué todos los medios están diciendo que hay mucha homofobia en Rusia en este momento? Porque interesa crear mala imagen de Rusia.

P. Pero es cierto que las cifras son muy bajas en cuanto a la aceptación de la homosexualidad en Rusia, en torno a un 86% de la población estaba en contra de los homosexuales, de la adopción y del matrimonio igualitario.

A. Llopart: Si haces esa misma encuesta en China, saldría mucho más baja.

P. Cierto es que los datos también mostraban en China muy baja la aceptación.

A. Llopart: En china se ríen de nosotros. Cuando decimos que somos gays, nos ven como seres inferiores, como ‘pobrecitos’, mientras que en Rusia no me ha sucedido que me vean de esa manera. Te pueden tratar con indiferencia, pero no sin respeto, por lo menos desde mi experiencia. Tengo amigos gays en Rusia que están indignados de la misma manera por la campaña que se está haciendo contra Rusia respecto de este asunto.

 P. ¿Qué opinas al respecto del chico uzbeco asesinado a manos de un grupo neonazi tras conocerse las políticas antigais de Putin?

 

A. Llopart: lo mismo que de todos lo que han muerto aquí en España en palizas y demás, y no hace más de 15 años. ¿Por qué de ellos no se habla? Homofobia ha habido siempre y gente matando a homosexuales lo ha habido siempre, lo que pasa es que ahora nosotros somos un país en el que ahora ya todo es políticamente correcto. Opino que la muerte de este chico uzbeco es una desgracia, pero es que aquí también ha pasado. Yo tengo amigos que murieron por ser homosexuales y les dieron una paliza por ser “maricones”  y hace solo 15 años, no me estoy yendo más allá.

P. Entonces no es extraño encontrarlo en otros países cuando lo teníamos en nuestro propio país.

A. Llopart: Simplemente, con hacer una prueba e ir con tu novio por un barrio del extrarradio, te puedes encontrar con seres que no les importa darte una paliza Entonces, lo que pasa es que ahora nosotros somos inteligentes, y no se nos ocurre ir a un sitio donde la gente se siente provocada cuando le das un beso o demuestras el amor a persona del mismo sexo.

P. Por ejemplo, en Rusia, que no se pueda celebrar  un día del orgullo gay por las políticas en contra de la propaganda homosexual, pues deja mucho que desear.

A. Llopart: Yo no estoy a favor de Rusia en lo que hace, pero si estoy en contra de la campaña que se está haciendo  en contra de Rusia  porque me parece que no solo debería enfocarse hacia Rusia; también debería hacerse hacia todos los países homófobos. Que hablen de China, de Arabia Saudí, de Singapur, de Tailandia, de todos los países donde no se puede ser gay libremente, pero no solo de Rusia, porque hay muchos países vecinos donde no se pueden casar los homosexuales, como es el caso de Italia. ¡Por favor! Se supone que son latinos como nosotros. Y todo porque El Vaticano está en Italia y no deja que avancen. Lo de Italia es increíble.

P. ¿Crees que aparte de El Vaticano, puede haber algún argumento a mayores para no avanzar como puede ser algún partido político o ideología?

A. Llopart: [Bromeando] En general, el argumento es exclusivamente, que está El Vaticano en medio.

P. ¿Qué postura tienes de los límites que se han puesto en Croacia para prohibir el matrimonio homosexual constitucionalmente en unos comicios o el caso de Hungría, que con la última modificación de la Constitución tampoco lo permite?

A. Llopart: Opino lo mismo que acerca de los Estados Unidos, en los que hay Estados que hasta ciertas prácticas sexuales está penado constitucionalmente, siendo Estado Unidos- por el momento- la primera potencia del planeta.

“Homofobia ha habido siempre y gente matando a homosexuales lo ha habido siempre, lo que pasa es que ahora nosotros somos un país en el que ahora ya todo es políticamente correcto.”

P. Lo que se extraña, es que estando en un espacio de democracia y libertad, como es la Unión Europea, que haya estas restricciones y que no se hayan tomado otras expectativas.

A. Llopart: Ya, pero bueno, poco a poco. Por ejempo, ahora en Estados Unidos están a punto de aprobar el matrimonio igualitario en el decimoctavo Estado y eso, ya podría hacer que se aprobase a nivel general en los Estados Unidos,  después de presentar una moción general en el Tribunal Supremo para que se aplique en todo el país. En resumidas cuentas, lo que quiero es que se sepa es que estoy a favor de que se publique la verdad y que no convirtamos a los rusos en mártires, cuando mártires los ha habido hasta hace poco tiempo en todos los lados y todavía los sigue habiendo aquí, porque los gays y lesbianas que nacen en un entorno rural, tienen que acabar yéndose a ciudades como Madrid y Barcelona para poder vivir de la manera acorde a como son.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *