El último episodio de las manifestaciones en Kiev se cobra al menos catorce muertos

6

Kiev ha vuelto  ser este martes un campo de batalla. Las protestas, que parecían haber cesado, han  vuelto a las calles; esta  vez frente al Parlamento. La Rada Suprema  -Parlamento Ucranio- ha sido testigo de las brutales palizas que policías y manifestantes han reavivado la calma tensa a la que está sometida la capital de esta república ex soviética desde noviembre del año pasado. Hasta el momento, se han cifrado en catorce los muertos que han sido el resultado de los enfrentamientos entre las Berkut y los manifestantes. La policía no ha dudado en utilizar gases lacrimógenos y pelotas de goma para disuadir a los manifestantes que estaban intentaban asaltar el Parlamento. Además ha habido más de 200 manifestantes heridos en las escaramuzas.

Se han cerrado todas las estaciones de las líneas de metro. Los enfrentamientos dieron comienzo sobre las diez de la mañana, hora local, cuando la policía intentaba frenar la avalancha humana que se cernía sobre el Parlamento al dirigirse  los parlamentarios a la sesión extraordinaria. Los manifestantes exigían a los legisladores que votaran y aprobaran la constitución de 2004 que limita los poderes del presidente, pero que sin embargo este punto no estaba en la orden del día.

Mientras el Partido de las Regiones -partido de Víktor Yanuckóvich- abandonaba la Rada, las fuerzas de seguridad se ponían en marcha y desplegaban un dispositivo de acuerdo a los rumores de un asalto al edificio parlamentario  que ha ocurrido finalmente, como habían comunicado algunos medios. Los manifestantes también  han ocupado el edificio del club de los Oficiales, que es un edificio próximo al del Parlamento. La situación según se ha ido informando por redes sociales no se pacificará. Se ha conocido que hay policías heridos.

También se han producido enfrentamientos en el cruce de las calles Institútskaya y Shelkovíchnaya, donde unos 2.000 manifestantes tratan de superar las barreras policiales y lanzan adoquines contra los agentes antidisturbios que responden con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Ahora Ucrania no tiene gobierno desde que hace unas semanas Nikolai Azarov dimitió y al día siguiente ratificó en pleno dicha dimisión. La oposición ucrania no le basta todo esto, sino que quiere la dimisión de Yanukóvich, elecciones anticipadas y un acercamiento a la Unión Europea mediante el Tratado de Asociación, que es el inicio de todos estos episodios  en noviembre y que a día de hoy ya no pueden considerarse simples manifestaciones pues la sangre ya ha llegado a las mismas.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *